Columnas y muros grabados con jeroglíficos

El Templo de Luxor

Ya hace 3 meses que anduve por Luxor y todavía no escribí nada sobre esta pequeña ciudad egipcia. Creo que es hora de comenzar, y nada mejor que dar el puntapié inicial con el Templo del mismo nombre.

Para ubicarnos geográficamente, basta decir que esta ciudad se encuentra a orillas del Nilo (como todas las grandes aglomeraciones de gente en Egipto), a unos 650 kilómetros al sur de El Cairo. Históricamente, podemos reconocerla como la antigua Tebas, capital de los Imperios Nuevo y Medio.

Entrada al Templo de Luxor

Entrada al Templo de Luxor

Volviendo al Templo de Luxor, cabe destacar que está ubicado en el corazón de la vieja Tebas, y fue consagrado al dios Amón (una de las principales deidades tebanas), bajo sus dos formas Amón-Ra. Sus partes más antiguas se remontan a las épocas de Amenhotep III y Ramsés II (entre 1400 y 100 a. C.), construyendo el primero el recinto interior y el último, el exterior.

Simbología egipcia la llava de la vida

El Anj es un jeroglífico egipcio que simboliza la “vida”. En efecto, se le llama “llave de la vida” y se la relaciona con los dioses y las competencias de estos sobre la vida y la muerte.

Sorprende (para bien) el estado de conservación del Templo, ya que data de hace más de 3000 años. Los centinelas de la entrada, los llamados “Colosos” sedentes (sentados), son obra de Ramsés II. Cuidan la entrada con celo aún siglos y siglos luego de su construcción. Junto a la Avenida de las Esfinges (dos filas al costado de un camino), que decoran una entrada triunfal al Templo, dan muestras de la grandeza del edificio. Además, pueden ver uno de los obeliscos frente al pilono de Ramsés II (el otro fue regalado a Francia y se ubica en la Place de la Concorde, en París).

Templo de Luxor Pilono de Ramsés II y Obelisco

Pilono y Obelisco de Ramsés II

Templo de Luxor Avenida de las Esfinges

Avenida de las Esfinges

Luego del pilono de Ramsés II, se accede al patio que lleva el nombre de dicho faraón, rodeado por 74 columnas papiriformes en filas dobles. En el lado izquierdo, actualmente, se puede apreciar la mezquita de Abu-el-Aggag (es exterior al templo y fue construida posteriormente); y a la derecha, una capilla de tres partes edificada a pedido de Hatshepsut y dedicada a Amón, Mut y Jonsu (los dioses de la tríada tebana).

Templo de Luxor Columnata procesional Amenhotep III

Columnata procesional de Amenhotep III

Por otra parte, Amenhotep III (también conocido como Amenofis III o Memnon) mandó a construir un templo completo; naos (una sala dedicada a la “vivienda de los dioses”), santuario de la barca, sala de ofrendas, antecámara, capillas dedicadas a la tríada tebana, Todo esto está precedido por una sala hipóstila (recinto cubierto de columnas, como si fuera un bosque), abierta a un espacio cuadrado, llamado el patio solar, rodeado por 64 columnas. Las salas de culto, al igual que la sala hipóstila, se elevan sobre una plataforma con una gran inscripción dedicatoria.

En Luxor hace un calor infernal; en mayo -primavera- hacía un promedio de 38° C diarios. Por eso, es súper recomendable la visita nocturna (cierra alrededor de las 21:00 hs). Y no es el único motivo: el Templo está bellamente iluminado por las noches, lo que le da un toque místico inigualable. Te da la sensación de que te vas a encontrar un faraón atrás de una columna.

Templo de Luxor Columnas con jeroglíficos

Columnas con jeroglíficos

Por si no lo sabían (yo no lo sabía), el Templo de Luxor es el complemento meridional del Templo de Karnak. Dicen que, en un buen día, se puede ver un templo desde el otro; ambos fueron construidos para adorar a la tríada de Tebas y están orientados geográficamente el uno hacia el otro. Además, estaban unidos por la Avenida de las Esfinges, que atravesaba los dos kilómetros que los separan, y de la cual sólo quedan restos.

¿La ubicación? Justo en el centro de la ciudad, junto al río Nilo.

Precio de la entrada: 50 libras egipcias (alrededor de 7,15 U$D). Sólo se acepta efectivo y hacen descuento de estudiantes únicamente presentado acreditación.

Templo de Luxor

Cortesía de Egiptología.org

1.- Avenida de las esfinges
2.- Capilla de Serapis
3.- Capilla de Hathor
4.- Obelisco de Ramsés II y estatuas sedentes
5.- Pilono de Ramsés II
6.- Capillas de Amón, Mut y Jonsu
7.- Primer patio (Ramsés II)
8.- Columnata procesional (Amenhotep III)
9.- Atrio (Amenhotep III)
10.- Sala hipóstila
11.- Sala de Mut
12.- Sala de Jonsu
13.- Sala de Amón-Min
14.- Santuario romano
15.- Cámara del nacimiento (Amenhotep III)
16.- Sala de ofrendas
17.- Santuario de la barca (Alejandro Magno)
18.- Vestíbulo
19.- Santuario (Amenhotep III)

Templo de Luxor Mezquita Abu-el-Aggag

La mezquita de Abu-el-Aggag se ve desde el interior del Templo. La misma se encuentra al nivel de la calle.

El Templo de Luxor no deja de estar en el presente. No te sorprendas al mirar hacia la calle (del lado contrario al Nilo) y divisar un Mc Donald’s a poca distancia. O escuchar el ruido de los taxis, o incluso el llamado a la oración de la mezquita conjunta. A tu alrededor, guías turísticos se ofrecerán -siendo insistentes hasta el acoso- a mostrarte el Templo. Mi experiencia fue buena sin que nadie me indicara dónde estaba el obelisco o el patio solar, porque tenía mi guía de viajes conmigo. A veces, pueden ser de mucha utilidad. Si querés aceptar el servicio de un guía, pactá el precio antes de comenzar el recorrido, ya que no querrás llevarte sorpresas luego.

****************************************

Les recuerdo que estoy llevando una encuesta sobre blogs y viajes para mi tesina. Pueden ayudarme ingresando a la misma y respondiendo las breves preguntas. ¡Gracias!

compartilo en fb

Suscribite al blog
¡No te pierdas ninguna entrada!

  8Comentarios

  1. casasgredos   •  

    muy buen post, enhorabuena.

  2. Maria   •  

    Espectacular este templo. eso sí, me gustó mucho más el de Karnak que está muy cerca. por cierto, alguien lo ha visto de deía? jaja. siempre que veo fotos es de noche y yo también estuve allí de noche

  3. Nair Felis Rodriguez   •  

    yo lo veía desde la terraza fe mi hotel porque tenía vista directa y allí se servía el desayuno. saludos!

  4. Seba   •  

    Un truquito que hice yo es visitarlo a la tarde, una hora antes de que oscurezca. Lo conoci de dia y de noche, al mismo precio!. 😉

  5. Nair Felis Rodriguez   •     Autora

    Hola Seba! Si podés visitarlo de día y de noche, mucho mejor!

Los comentarios están cerrados en esta entrada.