Habitación La Merced del Alto Cachi

Reseña: La Merced del Alto (Cachi)

Al norte de los Valles Calchaquíes se encuentra Cachi, un pueblo que refleja la auténtica belleza del noroeste argentino, donde la paz de la siesta, las empanadas y el buen vino forman parte de un relajado estilo de vida.

En un post anterior ya hablé de los lugares donde se puede comer y dormir en Cachi y alrededores, pero en esta oportunidad me voy a centrar en el hotel donde dormimos dos noches durante el blogtrip a Salta y Cachi que realizamos con cuatro colegas de Argentina Travel Bloggers. El hotel en cuestión es La Merced del Alto.

Hotel La Merced del Alto por fuera
Hotel La Merced del Alto por fuera

Lo primero que me impresionó -para bien- del hotel fue su ubicación: se encuentra al pie del Nevado de Cachi, en un entorno rodeado de arroyos, de cerros y de pequeñas casitas que se encuentran a una distancia considerable. No está muy “cerca” del centro histórico del pueblo, ya que se encuentra a 2 kilómetros, pero seguramente vas a usar un auto o algún transporte propio/alquilado para llegar a Cachi, así que no creo que eso sea un problema.

Living de La Merced del Alto
Living de La Merced del Alto

Creo que no existen palabras para describir la calma que sentí en La Merced del Alto durante las dos noches y casi tres días que nos estuvimos hospedando ahí. Es ideal para descansar, sobre todo porque tiene un hermoso spa que te asegura un 100 % de relajación.

Cena en La Merced del Alto
Cena en La Merced del Alto

Otro punto a favor es su restaurant, con platos muy originales como los ravioles de quinoa y otros más tradicionales como las infaltables empanadas salteñas de carne y de queso de cabra (vamos #TeamEmpanadasSalteñas). Y para cuando hace frío, como en la época en la que fuimos nosotros (a principios de junio), no hay nada mejor que desayunar o cenar cerca de la reconfortante chimenea. Te aseguro que en las mañanas y las noches heladas de Cachi, no te vas a querer despegar de ese fueguito maravilloso.

Comedor de La Merced del Alto
Comedor de La Merced del Alto

El desayuno también era muy completo, con distintos dulces de todo tipo, desde el dulce de leche hasta mermeladas de frutas. Yo repetí varias veces su café con leche para comenzar el día con muchas energías. Todos los panes y dulces son caseros y tanto el café, la leche y el jugo son frescos y los reponen todo el tiempo.

Desayunando para empezar el día con todo en #Cachi #SaltaATB #RedArgentinaTB

A photo posted by Nair Felis Rodriguez (@nairfelisr) on

En cuanto a las habitaciones, las mismas son enormes. La cama que me tocó en suerte era súper amplia, tanto que tenía que rodar tres veces hasta llegar al otro lado (el detalle estuvo de más, ¿no?). Y desde cualquier habitación vas a tener vistas increíbles porque no hay nada que bloquee el entorno, ni edificios, ni estructuras, ni nada.

Baño de La Merced del Alto
Baño de La Merced del Alto

En mi habitación no tuve frío en ningún momento, a pesar de que durante las noches y las mañanas podía hacer cero grados. La calefacción es ideal, sin agobiarte con el calor, pero sin dejar que sientas frío. Si te olvidas la ventana abierta, antes de que vuelvas a dormir vas a encontrar que un “angel guardián” te cierra los postigos y te deja un dulce en la almohada para que te vayas a dormir con una sonrisa 😉 El servicio es increíble y cuidan todos los detalles.

Amenities de La Merced del Alto
Amenities de La Merced del Alto

Y el baño era divino. Incluso tenía una banqueta para sentarte mientras te mirás al espejo (para maquillarte, secarte o plancharte el pelo, etc). Sé que tal vez para los hombres no es un detalle importante, pero para las chicas es muy útil tener donde sentarse mientras se miran al espejo 😉 Y la bañera… ¿qué decir de la enorme bañera? Te dejan una bolsita con sales de baño entre los amenities, así que tuve que darle uso la primera tarde que llegamos 🙂

El hotel tiene una torre, a la que se puede acceder libremente, donde podés tomar fotos durante cualquier momento del día, aunque por cuestiones de luz el amanecer y el atardecer son las horas ideales para la fotografía. Desde ahí tenés unas vistas impresionantes.

Información útil

Dirección: Fuerte Alto, Cachi (si no sabes cómo llegar, pregunta en el camino que te van a saber indicar)

Página web: lamerceddelalto.com

Facilidades: tiene spa, pileta al aire libre, SUM, desayuno incluído, un hermoso living con chimenea, bar, cava de vinos y una galería con vistas al valle.

Quiero agradecer a Diego y Nicolás, gerentes del hotel, por invitarnos y tomarse el tiempo de hablar con nosotros y conocernos. Y también a GGM por hacer este blogtrip realidad.

¿Te gustó esta entrada?
¡Suscribite al blog!
Si querés recibir las novedades del blog y no perderte ninguna entrada, ¡suscribite!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *