Reseña: Ibis Madrid Aeropuerto Barajas

En nuestro reciente viaje por Europa tuvimos que hacer una breve escala en Madrid porque llegábamos a la tarde y nuestro vuelo a Bruselas salía a la mañana siguiente. Por eso, decidimos hospedarnos cerca del aeropuerto, en el hotel Ibis Madrid Aeropuerto Barajas.

El hotel es simple pero cómodo. No es para aquellos que buscan lujo sino descansar y tomar un vuelo temprano al otro día. Al pertenecer a una cadena, este hotel tiene algunas cosas estandarizadas y ya sabés más o menos qué podés esperar.

Ubicación

Si tu intención es estar cerca del aeropuerto, el Ibis Madrid Aeropuerto Barajas es un hotel ideal. Tiene un shuttle que te lleva desde y hacia el aeropuerto sin costo adicional. Algo para destacar es que el primer servicio de shuttle es a las 6 am y tiene lugar para 15 personas aproximadamente (a llegar temprano a la puerta del hotel, donde se lo espera). Hay muchísimos hoteles en Madrid, pero este sirve especialmente a los viajeros que hacen una breve escala en la ciudad.

En caso de que no quieras o no puedas tomar el shuttle, un taxi hasta el aeropuerto no te puede costar mucho más que unos euros. En cinco o diez minutos vas a estar ahí (un poco más si vas a la terminal T4).

Por otra parte, si querés ir hasta el centro de Madrid, podés tomar el metro que está a unas siete u ocho cuadras y se llega a pie en 10 o 15 minutos sin problemas. El barrio nos pareció seguro para andar, y eso que volvimos al hotel cerca de las 22 hs luego de un breve reencuentro con las calles madrileñas.

Habitación

La habitación era bastante amplia y contaba con los servicios básicos: TV LED con canales españoles e internacionales, aire acondicionado, cama cómoda, un área para sentarse, un escritorio y baño privado.

Por suerte, la cama era súper cómoda y pude descansar un poco esa noche. El jet lag a veces nos juega malas pasadas, así que un buen relax es muy importante si van a elegir un hotel para hacer una escala y luego tomar otro vuelo al día siguiente.

Como algo negativo quiero destacar el terrible olor a cigarrillo que tenía la habitación. Obviamente no nos preguntaron al hacer el check-in si queríamos o no una habitación para fumadores, así que no lo dijimos. Creíamos que, por defecto, era una habitación “libre de humo”. Aunque tampoco reclamamos.

Más allá del olor a cigarrillo, la habitación en general estaba limpia.

Baño

Era bastante grande en comparación con los baños de otros hoteles económicos. La ducha era moderna (de esas que podés “desmontar” y usar como bañador de mano) y bastante cómoda para moverte adentro, a diferencia de esas duchas diminutas donde tenés que hacer contorsionismo para moverte.

Algo raro (o tal vez raro para mí que nunca antes me había hospedado en un Ibis) es su sistema de jabón-shampoo universal “Bubbles inside”. ¿De qué hablo? De una especie de jabón que sirve para todo el cuerpo e incluso para lavarte el cabello y que está colgado en el baño en una especie de pomo donde podés “servirte” a gusto. Para ilustrarlo mejor, pongo fotos.

El baño cuenta con secador de pelo y enchufe para, por ejemplo, utilizar cómodamente la planchita de pelo o la afeitadora, en el caso de los hombres.

Al igual que la habitación, el baño estaba muy limpio.

Extras

Tienen wi-fi gratis y funciona impecablemente. Además, como ya dije, tienen TV por cable con una gran variedad de canales en distintos idiomas.

Si querés desayunar antes de salir para el aeropuerto, empiezan a servir el desayuno a las 4.30 AM. El sistema es servicio libre (te servís todo lo que querés), aunque no estaba incluido en la tarifa de la habitación. Nos cobraron un extra de 7,50 euros por persona, y aunque no era muy barato, lo amortizamos 🙂

El desayuno en sí era muy completo: había frutas, croissants, yogures, cereales, donuts, panes de varios tipos (de molde, mignones, etc), manteca, queso untable, mermeladas varias, ¡tortilla! (el mejor desayuno del mundo incluye tortilla), fiambres, queso, otras comidas calientes, café, té, jugos, leche y muchas cosas más para todos los gustos.

La recepción está abierta las 24 horas y el bar también. Hay servicio a la habitación con precios bastante razonables.

El plus con respecto a otros hoteles en Madrid que no pertenecen a cadenas es que se pueden sumar puntos por tu estadía con la membresía Le Club, pero solamente si reservas a través del sitio web de Ibis o Accor Hotels.

Info útil

Dirección: Avenida General 49, Barajas

Página web: Ingresar acá

Tarifa: pagamos 58 euros + 15 del desayuno por dos personas = 73 euros (A septiembre de 2015. Para tarifas actualizadas, ver la web del hotel)

Foto de portada: Booking.com

Suscribite al blog
¡No te pierdas ninguna entrada!

  2Comentarios

  1. Fernanda   •  

    Estoy me hace acordar un poco a mi viajecito a Madrid. Estuve en un hotel muy chiquito, muy cerca de la Gran Vía, y el olor a cigarrillo fue el peor olor a cigarrillo en una habitación que olí en mi vida. Siendo un hotel más grande, tendrían que tener habitaciones separadas, pero tal vez haya alguna cosa cultural y no les importe tanto…

  2. Nair Felis Rodriguez   •     Autora

    Siempre preguntan si querés habitación fumador o no. Me pareció raro que no nos dijeran nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *