1986

ATENCIÓN: Texto experimental (?) que no trata exclusivamente de viajes. Léalo bajo su propia responsabilidad.

Yo nací en un época en que las computadoras eran utilizadas por grandes empresas, instituciones públicas y privadas o algún que otro nerd. Pero ahora tengo un blog porque vivimos mediatizados por las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

machintosh plus

Macintosh Plus

De hecho,  cuatro meses antes de que yo naciera salió al mercado la Macintosh Plus de Apple.

Y también, ese enero, estalló el transbordador espacial Challenger poco después de despegar, matando a todos sus ocupantes.

Revista Time con un reportaje de tapa sobre el Challenger

Por otra parte, la URSS estaba cayendo pero tuvo tiempo de lanzar la sonda espacial Mir en febrero de ese año. Y también ese mes, el cometa Halley hizo su última aparición del siglo XX, al tiempo que los gobernantes  de Filipinas y Haití huyen de sus países. Ah, y para variar, Estados Unidos bombardeaba Siria.

Volviendo a los soviéticos, ese año explotó un reactor de la central nuclear de Chernobyl, causando miles de muertes por radiación en el acto y durante los años siguientes.

Aquél año hubo un mundial en México y la selección de mi país salió campeón. ¿Cómo no recordarlo si fue la última vez que ganaron un mundial?

Ataques aéreos de EEUU a Siria en 1986

En Argentina llevábamos tres años de democracia. Sí, tres. Porque algunos ignorantes u olvidadizos hoy en día tal vez no saben que la democracia no es eterna. Alfonsín estaba en el poder y quería trasladar la capital del país a Viedma. Todavía no habíamos terminado de juzgar ese pasado tan cercano y algunos repetían “Nunca más”, para olvidar dicha consigna un tiempo después.

Ese año mueren: Alicia Moreau de Justo, Jorge Luis Borges, Simone de Beauvoir. En cambio, nacen algunos actores mediocres de mi generación como Robert Pattinson, Lindsay Lohan, las gemelas Olsen, Megan Fox, además de Lady Gaga, Rafael Nadal, entre otros. Se van grandes y vienen otros no tan grandes. Ya no nacen tantos pensadores, idealistas o intelectuales. ¿A qué vengo a este mundo, entonces?

Ese año Platoon ganaba el Oscar como mejor película, así como su director –Oliver Stone- el galardón de su terna. También se estrenan grandes películas como Alien, La Mosca, Hannah y sus hermanas y Cuenta conmigo (esta última, una gran predilecta de mi infancia). También ven la luz otras películas menos geniales, como Top Gun. Take my breath away es premiada en la categoría “Mejor canción original”.

El difunto presidente Raúl Alfonsin

Siguiendo con los laureles, el premio Nobel de la Paz de ese año lo ganó Elie Wiesel, un escritor judío-húngaro al que nunca leí. El de Economía lo obtuvo un hombre que creía que el Estado era la suma de las voluntades individuales, llamado James M. Buchanan. En ese época, ciertamente, era más factible que un economista cambiara el mundo.

El mundo ya no es como era en 1986…

Pero ahora es mi momento de ser joven, de crecer, de aprender, de sorprenderme (y nunca quiero dejar de hacerlo). No dejo de preguntarme: ¿por qué nací en 1986, en Argentina, en el seno de una familia de clase media-baja, en el Conurbano bonaerense? ¿Por qué fui a la escuela que fui? ¿Por qué mi mamá me impulsó a leer y a querer saber más? ¿Pudo haber sido distinto? ¿Pude haber nacido otro año?

No voy a ganar el Premio Nobel de la Paz (mucho menos, el de Economía). No voy a dirigir una película que gane un Oscar. No voy a diseñar la nueva computadora del futuro ni a ser presidenta de un país. No voy a provocar una explosión nuclear ni a ganar un Mundial de Fútbol. ¿Nunca se preguntaron por qué estos sucesos pasaron a la Historia y no otros?

¿Nadie se preguntó en qué época la gente fue más feliz o se rió más?

Hoy tengo 27 años y sé que amo viajar. No llegué rápidamente a esa conclusión; incluso, por mucho tiempo creí que era un sueño imposible. Tardé varios años desde 1986 hasta llegar a esa idea. Conocer el mundo depende de mí, de mí y nadie más. Porque quiero hacerlo, porque no me importa llenarme de plata o comprar cosas. Sé que no voy a hacer miles de cosas importantes para la Humanidad, aunque voy a hacer algo trascendental para mí: viajar, viajar y viajar.

¿Te gustó esta entrada?
¡Suscribite al blog!
Si querés recibir las novedades del blog y no perderte ninguna entrada, ¡suscribite!

  3Comentarios

  1. Alicia   •  

    Vas a hacer algo mas importante, aunque te cueste creerlo. vas a dejar la huella de tu paso en este mundo, vas a dejar el grato recuerdo en aquellos que te amaron, aman y amaran, vas a dejar un sabor molesto en aquellos que no te quieren tanto, pero te respetan, vas a dejar un legado y una enseñanza a quienes te sucedan,vas a dejar una marca difícil de borrar.
    de alguna manera, no son tantos ni tan importantes los “no voy a” como vos pensás, o al menos no serán públicos, pero te aseguro que tus “voy a.” serán inolvidables. al menos eso puedo ver en el orizonte, un beso y un enorme abrazo

    (ah y si te preguntas porque naciste en 1986 es porque no abía computadoras para quitarme el sueño jajajajaja, es broma, obvio)

  2. Nair Felis Rodriguez   •  

    cómo se nota que sos mi mamá! me vas a hacer sonrojar :s

  3. Maria   •  

    que´curioso! cómo ha cambiado el mundo en tan pocos años!

Los comentarios están cerrados en esta entrada.