06_moto-g4-plus_bestinclasspictures_0169_rgb_v6

Probando el Moto G4 Plus

En las últimas dos semanas estuve probando el último lanzamiento de Motorola: el Moto G4 Plus. El nuevo integrante de la familia es una reversión modernizada del clásico de gama media, el Moto G.

Como no tuve oportunidad de salir de viaje en estos días, anduve “testeando” el Moto G4 Plus durante mi jornada cotidiana, yendo al trabajo, volviendo a casa, caminando por el centro de Buenos Aires y por mi barrio. Más que nada anduve subiendo fotos a Twitter e Instagram.

Se trata de la cuarta generación del Moto G, el teléfono más vendido de Motorola y uno de los smartphones más populares del país. De hecho, conozco muchísima gente que tiene o tuvo la segunda o la tercera generación del Moto G.

moto-g4-plus-en-su-presentacion

Hay tres versiones del Moto G4: el Plus, que es el tope de gama para esta generación, y están el Play y el G4 a secas. Como sólo probé el Plus, voy a hablar solamente de esa versión.

Lo que más me importa, como blogger de viajes, es la cámara del teléfono. El Plus tiene una cámara de 16 MP con enfoque láser y enfoque automático de detección de fase (PDAF), lo que hace que puedas tomar fotos claras y nítidas sin importar si es de día o de noche.

Como verán en la foto a continuación, se puede hacer foco en un objeto y difuminar el fondo. Jugar con la profundidad de campo es algo a veces difícil con algunos teléfonos de gama media, pero con el Moto G4 Plus no es problema. Aclaro que el teléfono de la foto no es el Plus sino el Moto X Play, que tengo hace unos meses. La foto está sin editar.

moto-x-play

Foto de mi Moto X Play

La cámara frontal es de 5 MP y tiene un gran angular con 84° de apertura, para que entre todo el grupo en la selfie 🙂

Acá me hice una selfie con el sólo propósito de probar su cámara frontal. Por mi cara de cansancio, se nota que no tiene ninguna edición 😛

selfie-con-moto-g4-plus

La foto de abajo tiene un filtro, obviamente, porque la subí a Instagram…

Y acá está la versión sin editar…

lamparas

Como ya dije, yo tengo el Moto X Play (acá habé del teléfono), que utilizo a diario y que es mi compañero de aventuras fotográficas no sólo en mi rutina sino también en mis viajes. Pero poder probar el más reciente lanzamiento de Motorola me parecía una buena oportunidad, ya que había ido a la presentación hace poco más de un mes y el smartphone me interesó.

Esto fue en la presentación del teléfono, mientras “probaba” el tacto del teléfono, la textura, el agarre… Que son cosas importantes para fijarse en un teléfono que vas a usar todos los días.

Algo diferencial del Moto G4 Plus es su grosor… Es mucho más finito que el Moto X Play, además de tener un cuerpo plano y no con la parte de atrás curva como lo tiene dicho teléfono, logrando que el Moto G4 Plus sea más cómodo de agarrar. Y es muuuuy liviano.

Y su pantalla es bastante buena, los colores se ven muy nítidos y claros.

pantalla-moto-g4-plus

Acá, mi tweet cuando recibí el Moto G4 Plus 🙂

Y el siguiente tweet incluye dos fotos tomadas con el mismo teléfono. Se nota la diferencia en la gama de colores que se puede lograr en las fotos con este dispositivo…

Esta foto fue tomada el finde pasado con la lluvia. Hice foto en las gotitas, como se ve 🙂

foto-de-lluvia

En cuanto a las fotos nocturnas, pude probar la cámara tanto en interior con flash como en exterior. Éste es mi gato Fiodor, cuyos ojos se ven más amarillos que verdes.

fiodor

Para ser una foto a oscuras, el flash es bastante bueno y el gato no salió con los ojitos cerrados (como siempre que le saco fotos con flash). La foto está sin editar.

Por otro lado, la siguiente es una foto nocturna (también sin editar) que se granuló un poco por la falta de luz. Aunque para redes sociales está más que bien.

foto-nocturna

El teléfono tiene la opción de hacer videos en cámara lenta, como también tiene el Moto X Play, pero no graba videos en 4K como sí hace el Moto X Style.

Tiene 32 GB de memoria interna, que es una buen espacio para un teléfono de gama media, y es expandible hasta 128 GB con una tarjeta micro SD. La versión de Android que tiene es bastante pura, ya que los celulares Motorola no traen muchas apps pre-instaladas (algunas de Google, pero tiene convenio con dicha empresa). También guarda fotos y videos en Google Photos, que viene como app nativa, en máxima calidad de forma ilimitada durante dos años.

Algo que me pareció muy bueno con esta versión del Moto G4 Plus es que se puede bloquear con tu huella dactilar. Es decir, además de poner un código o un patrón, como tienen otros teléfonos, podés registrar tu huella para poder desbloquear el teléfono. Es un nivel más de seguridad que no todos los smartphones tienen, ni siquiera los de alta gama.

También utiliza la tecnología de cargadores TurboPower, que con 15 minutos de carga te da unas seis horas de batería. Así, la carga es bastante rápida y la batería no se muere tan rápido como la de otros teléfonos de gama media.

Se puede conseguir a través de las principales operadoras móviles en colores blanco y negro, con un precio a partir de $6499.

Si querés chequear las especificaciones técnicas del Moto G4 Plus, acá las podés ver.

¡Gracias a la gente de Motorola por invitarme a probar el teléfono! Siempre es un placer colaborar con personas que valoran los blogs de viajes.

La foto de portada es propiedad de Motorola.

Suscribite al blog
¡No te pierdas ninguna entrada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *