Las peores cosas que te pueden pasar en un avión

Las peores cosas que te pueden pasar en un avión

A muchas personas les apasiona viajar en avión y a otras no tanto. Yo lo veo como el medio para llegar a un fin, y el vuelo de ida suele ser más emocionante que el de vuelta. Pero no siempre los viajes en avión tienen que ver con nuestras emociones y ganas, sino que a veces hay factores externos que nos pueden hacer pasar un mal viaje.

Tenés varias horas de vuelo por delante y te toca el asiento de la ventanilla. Llegás a tu fila y hay un señor sentado en el medio, que apenas se mueve para dejarte pasar. Está mascando un alimento con un olor extraño y habla a los gritos con el otro que está en el pasillo. Atrás tuyo, una familia con varios hijos que hacen un escándalo al tiempo que te patean el asiento. Sabés que va a ser un mal vuelo… ¿Ya te pasó alguna vez?

Bueno, a mí sí. No todo junto, pero en varias oportunidades he tenido malas experiencias. Y como hace poco cumplí mi vuelo número 60 (nada mal para viajar seguido desde hace 6 años), me puse a reflexionar sobre las peores cosas que te pueden pasar en un avión. Y la lista es la siguiente…

Bebé a bordo

La gente que tiene hijos seguramente no concuerde conmigo en este punto. Pero muchos que tienen nenes pequeños y la mayoría de los que no, saben que un bebé a bordo de un avión puede ser algo… molesto. Entiendo que es muy incómodo para un bebé chiquito volar en avión, aunque sus padres muchas veces no son conscientes de eso. Desde infantes llorando hasta padres peleando por quién se hace cargo del hijo, todo puede pasar en un vuelo de varias horas.

Pareja besuqueandose alrededor tuyo

En esta seguro coincidimos todos. A nadie le gusta que haya un par de tortolitos intercambiando fluidos adelante o al lado nuestro, ¿no? Hace todo el viaje muy… incómodo.

Compañero de asiento que se mueve mucho

Tenemos desde el contorsionista que duerme en posiciones que sólo Dios sabe cómo tolera hasta el que a cada rato se tiene que levantar, pasando por el que te da codazos cada vez que respira o que pareciera tener Parkinson.

Que no haya servicio de comidas, sobre todo en vuelo largo

Me pasó en uno de mis últimos vuelos: la aerolínea no servía comida abordo por un problema gremial. Mucha gente enojada, muchas quejas… Fue un trayecto bastante inquieto. Por suerte duró tres horas.

Pero cuando es un vuelo a Estados Unidos o Europa, la cosa se complica. En el peor de los casos, si no estás preparado, vas a pasar de 9 a 13 horas sin comer nada. Un horror.

Gente que habla a los gritos

Esto es muy común, nos ha pasado a todos seguramente. Gente que grita, a menudo con vozarrones irritantes o vocecitas de pito, de un lado a otro del avión, charlando con todos desde la fila 5 a la 25.

Usualmente esta gente hace eso en todos los ámbitos de su vida, pero en un avión… vamos a pasar varias horas en el mismo tubo metálico viajando por el aire, ¿podrían tener piedad?

Gente que se queja de todo

Otra de los personajes frecuentes en todo vuelo es el disconforme al que todo le molesta: que el agua no está fría, que la comida no es rica, que hace mucho frío, que la azafata la miró mal, que el vuelo salió 5 minutos más tarde, que el asiento es incómodo, que la fila en la que está es la peor… En fin, siempre hay excusas para que el quejoso se queje.

Y lo peor: que siempre tienen que expresar su enojo en voz alta, como para que todos los pasajeros escuchen.

El que acapara todos los compartimentos para equipaje de mano

Fuente: CNN

Pareciera desesperado/a por meter todos sus bártulos antes que nadie, como si se los fueran a arrebatar. No sólo ocupa todo sino que lo hace mientras otros esperan en el pasillo del avión para pasar al fondo. Totalmente egoísta, no se da cuenta que hay otras personas en el mismo espacio que él.

Cuando te ocupan tu asiento

Hay gente que lo hace en el cine y hay gente que lo hace en un avión, no hay límites. Se sientan ahí, como si la asignación de asientos no tuviese una lógica, esperando que nadie lo note. Y cuando llegas y ves a esa persona en tu asiento y se lo hacés saber, insiste en que es su asiento. Eso te llena de ira. Llamás a la azafata y todo puede terminar en una disputa si el sujeto no se ubica.

Nos pasó en un vuelo a Miami. Un tipo estaba sentado en nuestros asientos, en la primera fila del avión del lado izquierdo. Le mostramos nuestros boarding pass y se negaba a irse. La azafata lo movió a la misma fila pero en los asientos del medio, donde estaba asignado. Nos miró mal todo el vuelo.

Que tu asiento no se recline y no puedas dormir, especialmente en vuelo largo

Estás en la salida de emergencia, qué pena. ¿Por qué no te informaste antes de pedir salida de emergencia? En un vuelo reciente, una fila de pasajeros entera se quejaba porque los asientos no reclinaban, y la azafata los miró asombrada: “Pero es la salida de emergencia, no se puede obstruir la puerta, los asientos no se reclinan”. Y la horda iracunda no entraba en razón.

En un vuelo corto te lo podés bancar, pero pensalo bien antes de elegir la fila de adelante o la fila de la salida de emergencia.

Y si tu asiento está roto, simplemente, podés pedirle a la tripulación que te cambien de lugar si hay alguno disponible.

Que el de atrás se la pase pateandote el asiento

Una de las cosas más molestas del mundo es el tipo que te patea el asiento todo el vuelo… ¿No puede dejar las piernas quietas? ¿No puede dejar de golpear la pantalla de entretenimiento abordo como si fuera a funcionar mejor? ¿No sabe que hay un ser humano del otro lado del asiento?

Fuente: CNN

Que el de adelante te recline el asiento hasta el punto en que no te podes mover

Fuente: Swifty.com

Pareciera que siempre pasa cuando estás por comer o por ver una película o leer. El sujeto de adelante te clava el asiento en la frente, con una velocidad increíble, de 0 a 100% reciclando. Obvio que todos queremos dormir, eventualmente, pero podemos esperar a que se apaguen las luces o que pase la hora de la cena al menos, ¿no?

Y preguntarle al de atrás si le molesta que reclines el asiento es una costumbre que casi nadie tiene…

Que haga mucho frío o mucho calor

Suele ser más común lo primero que lo segundo, pero a veces la temperatura de la cabina del avión no coincide para nada con la nuestra.

Que la pantalla de tu asiento no funcione y no te puedas cambiar de lugar

No hay nada peor en un vuelo largo que no puedas dormirte ni disfrutar del entretenimiento abordo. Hoy en día, la gente va preparada a sus viajes con diversos dispositivos tales como tablets, smartphones, ebook readers y consolas de videojuegos portátiles. Pero si no llevas nada de eso (o si se les agotó la batería) y la pantalla de tu asiento no funciona, es un bajón.

El borracho abordo

Fuente: stylist.co.uk

Ya subió ebrio o se empedó con el alcohol que sirven abordo. No importa cómo, pero tener un borracho en el avión no es para nada agradable. Quién sabe si puede ponerse agresivo, vomitar, molestar a todos o lo que sea.

El pasajero maloliente

Hay personas que no son muy conscientes de sus olores personales y viven la vida como si apestar no fuera un problema. Lo malo de viajar en avión con este tipo de personas es que los olores se concentran y el aire no se renueva… Por ende, el olor a pata o chivo de esa persona nos va a perfumar a todos durante las horas que dure el vuelo.

El pasajero enfermo

Justo te toca al lado un tipo al borde de la fiebre que no deja de estornudar y escupir sus gérmenes por toda la cabina del avión. La pesadilla de cualquiera con TOC.

Tripulantes maleducados o desatentos

A todos nos cansa nuestro trabajo en un punto u otro, pero atender gente en un avión requiere de un temple de acero. Si no lo tenés, creo que no deberías ser tripulante. Bueno, algunas personas no toman ese consejo y lo son. Como resultado, los pasajeros recibimos un mal trato o ningún trato en absoluto.

Otras veces, debido a diferencias culturales, creemos que la tripulación es mala onda pero no, son así… Nos pasó en un vuelo de Aeroflot de Londres a Moscú. La azafata parecía gritarnos. Al llegar a suelo ruso, nos dimos cuenta que todos eran así… parcos y secos.

Pasajero comiendo comida maloliente

Señor, señora, si van a pasar varias horas en un avión, por favor no abra ese paquete de chizitos sabor salame que trajo por si acaso. Lleve algo menos… oloroso, por el bien de todos.

Sentarte cerca del baño

Al principio del vuelo nadie lo necesita, pero luego de unas horas, es el sitio más visitado del avión. Estar cerca del baño puede ser cómodo si sos de esas personas que van mucho, pero a lo largo del trayecto vas a tener una fila de personas al lado tuyo, esperando su turno. Y no hablemos de los malos olores que emergen del baño luego de varias horas de vuelo…

Como verán, hay muchas cosas que pueden pasar arriba de un avión. Seguro hay otras que no se me ocurren. ¿A vos te pasó alguna?

Y, como bonus, te dejo este video protagonizado por Patrick Stewart en el programa de Jimmy Kimmel.

La foto de portada es de mi autoría. Fue tomada en un vuelo a Río de Janeiro con mi celular Moto X Play.

¿Te gustó esta entrada?
¡Suscribite al blog!
Si querés recibir las novedades del blog y no perderte ninguna entrada, ¡suscribite!

  4Comentarios

  1. Nicolás   •  

    Agrego: que se hayan olvidado de cargar tu comida especial, correctamente solicitada jajaja.
    Y que los agentes telefónicos confundan VGML con VLML (D’oh!)

  2. Ana O   •  

    Cuando los bebes lloran por el dolor de oidios al despegar, me da un poco de lastima. Peo no soporto a los caprichosos, que ganas de boxear a los padres.
    Para mi, el ejemplo de pasajero insoportable es el calsico “maiamero”. Se las sabe todas, se cree superior al resto, es ruidoso, molesto, canchero y grasa! Por suerte se esta poniendo de moda ir de compras a Santiago jaja!

  3. Nair Felis Rodriguez   •     Autora

    Me molesta el pasajero gritón y quejoso. Muy buena descripción del “maiamero” 😉

Los comentarios están cerrados en esta entrada.