Casa Blanca

Ir de Nueva York a Washington DC

En su visita a la Gran Manzana, muchos turistas deciden hacer una escapada a Washington DC, ya sea en el día o sumando algunos días extra a su viaje a Nueva York. Antes de tomar una decisión, podés ver todas las opciones que hay para visitar la capital de Estados Unidos.

Ir de Nueva York a Washington DC es simple… pero no creas que una ciudad está pegada a la otra, no. Dependiendo la ruta y el medio de transporte elegidos, hay un promedio de más de 360 kilómetros de distancia entre ambas metrópolis.

Hay bastantes opciones. Yo no fui directo de Nueva York a Washington DC, ya que hice una parada de dos días en Filadelfia, pero desde la capital a la Gran Manzana sí hice el recorrido directo.

Tren

Para los visitantes de un sólo día, el tren puede ser una buena opción para llegar relativamente rápido de la ex a la actual capital de Estados Unidos. Dependiendo el tipo de servicio, se pueden tardar entre un poco menos de tres horas a cuatro horas (ya te dije que no es un viaje corto).

Tené en cuenta que ir y volver a Washington DC en el día va a requerir un mínimo de seis horas de tu jornada, tanto para ir como para volver.  Y en la ciudad capital hay mucho para ver

Pro: la velocidad, wi-fi gratis y servicio de comidas.

Contra: el precio, que suele ser bastante excesivo por la cantidad de kilómetros recorridos.

Bus (micro de media/larga distancia)

Hay varias empresas que hacen este recorrido. Las más famosas son Greyhound y Megabus. Hay otras como Peter Pan, pero es propiedad de Greyhound, así que si comprás un pasaje con cualquiera de esas empresas podés terminando viajar en una u otra. A mí me pasó.

Obviamente, los buses tardan más que el tren. Y si justo hay una demora saliendo de Port Authority (la terminal de micros de Manhattan), vas a demorar mucho más. El trayecto dura, en promedio, entre cuatro y seis horas. En definitiva, no es muy buena opción si tenés el tiempo justo o si vas por el día.

Pro: el precio, ya que es mucho más barato que el tren. También ofrecen wi-fi gratis, pero no te ilusiones con ver Netflix.

Contra: la velocidad y que depende del tráfico.

Avión

Si no sos amante de los micros o los trenes, tenés la opción de tomar un vuelo de Nueva York a Washington DC. Lo más conveniente sería hacerlo desde La Guardia, el aeropuerto doméstico ubicado en Queens. El viaje dura alrededor de una hora.

Es la opción más veloz, sin dudas, pero también la más cara y la que exige más logística: llegar al aeropuerto (y el costo que conlleva), hacer el check-in, despachar equipaje, pasar por seguridad, ir del aeropuerto de destino a la ciudad, etc.

Pro: trayecto veloz y mayor comodidad que en un micro.

Contra: si hay wi-fi, no es gratis; en la mayoría de las aerolíneas estadounidenses no suelen ofrecer servicio de comidas gratuito para vuelos cortos (con suerte un vaso de agua); ir y venir del aeropuerto no es barato y lleva tiempo.

Excursión

Mucha gente opta por una manera más relajada de ir de Nueva York a Washington DC: contratando una excursión. Las hay de todos los estilos y precios, pero la mayoría dura un solo día. La empresa proveedora generalmente fija un punto de partida o te pasa a buscar por tu hotel bien temprano por la mañana y te trae por la noche. Como dije, el viaje entre ambas ciudades no es corto.

Extas excursiones suelen costar desde USD 100 e incluyen el transporte y guía en inglés (se puede conseguir en español también). Los buses suelen tener Wi-fi y los costos de las comidas no suelen estar incluidos en el precio.

Al no haber mucho tiempo, vas a poder visitar los lugares más populares de la capital en un vistazo rápido: el Capitolio, la Casa Blanca, el Monumento a Washington, el Memorial de Lincoln, el Cementerio de Arlington, el Memorial de Iwo Jima, etc.

Pro: si vas a ir y venir en el día, puede ser conveniente ya que el ticket del micro sacado a último momento puede equivaler al precio de la excursión. Tener guía es un plus.

Contra: ves todo apurado y tenés que ir adonde te lleven, sin importar tus intereses, ya que son excursiones pre-armadas.

Alquilar auto

Si contás con unos dólares extra y vas a quedarte algunos días en Washington DC, es una buena opción. Dependiendo del tráfico, podés hacer el viaje en unas tres horas, calculo. Es cómodo, rápido y te va a permitir moverte sin depender de horarios ni guías. Además, es una gran oportunidad para ir parando en ciudades cercanas, como Baltimore, en el vecino estado de Maryland.

Pro: podés ir a tu ritmo.

Contra: es más caro que ir en tren o micro, sumado a que implica buscar dónde estacionar (y es un costo adicional).

Mi opinión

Entiendo que a veces no sobran muchos días para sumar lugares extras a nuestros viajes, pero creo que una visita a Washington DC merece más que una escapada de un día. Si te podés quedar al menos una noche, vas a poder ver muchos de sus museos (que son gratuitos, en su mayoria) y sitios mundialmente famosos, como la Casa Blanca y el Capitolio. Y si comprás tickets para el Big Bus Tours, no olvides que podés conseguir tu entrada gratis para conocer el Museo Madame Tussauds de la capital.

Suscribite al blog
¡No te pierdas ninguna entrada!